El Pentágono apoyó la participación de los homosexuales en las Fuerzas Armadas

Los jefes militares de EE.UU. rechazaron una ley que ordena la expulsión de los soldados que se declaren abiertamente gay. Washington (DPA). El jefe del Pentágono, Robert Gates, y el jefe del Estado Mayor Conjunto, Michael Mullen, anunciaron hoy que apoyan plenamente que los homosexuales puedan servir en las Fuerzas Armadas.
Los jefes militares de EE.UU. rechazaron una ley que ordena la expulsión de los soldados que se declaren abiertamente gay. Washington (DPA). El jefe del Pentágono, Robert Gates, y el jefe del Estado Mayor Conjunto, Michael Mullen, anunciaron hoy que apoyan plenamente que los homosexuales puedan servir en las Fuerzas Armadas.

En una audiencia este martes ante el Comité de los Servicios Armados del Senado, ambos apoyaron la derogación de una ley que ordena la expulsión de los militares que declaren abiertamente su homosexualidad. El presidente Barack Obama ya había manifestado su rechazo a esta ley.

La ley causó la expulsión de más de 10.000 militares que revelaron su preferencia sexual, incluidos 428 en 2009, según la ONG Legal Defense Network.

NO SERá FáCIL
El Congreso debe aprobar la medida, aunque ya se vislumbra una considerable resistencia.

Gates y Mullen anunciaron que primero se evaluará qué cambios traerá la modificación de la práctica actual. Agregaron que hay que actuar con cuidado para evitar estrés adicional para las Fuerzas Armadas, que ahora actúan en dos frentes de guerra.

Ambos esperan que el proceso de evaluación dure hasta fin de año. Gates indicó que encargó al asesor del Pentágono Jeh Johnson y el general Carter Ham, comandante del Ejército estadounidense en Europa, realizar la evaluación.

También indicó que hasta que se manifieste el Congreso la ley se aplicará de forma más justa y adecuada, ya que hay espacio para ello.

NO PREGUNTES, NO CUENTES
La ley dont ask, dont tell (no preguntes, no cuentes), implementada en 1993 como una especie de fórmula de compromiso durante el gobierno de Bill Clinton (1992-2000), permite la presencia de homosexuales en el Ejército siempre y cuando éstos no hagan pública su orientación sexual.

La participación de gays en las Fuerzas Armadas es un tema controvertido. Grupos gays afirman que la ley viola su derecho a servir a su país, mientras otros dicen que los homosexuales podrían poner en peligro la cohesión y efectividad militar, en parte porque los militares suelen vivir en ambientes cerrados.

El presidente estadounidense, Barack Obama, se comprometió durante su discurso sobre el Estado de la Unión la pasada semana a poner fin a esta política que, afirmó, niega a los estadounidenses gays el derecho a servir al país que aman por ser como son.

http://www.youtube.com/watch?v
Publicidad
Alianzas

asociaciones y organismos
Diseño y desarrollo:

CET de los Altos

www.cetdelosaltos.com