Palabras del Embajador de Noruega en la ceremonia de nombramiento y juramentación de la Procuraduría Especial de Derechos Humanos de la Diversidad Sexual en Nicaragua, 30 de Noviembre del 2009

Los homosexuales, lesbianas, bisexuales y transgénero, que se titula la población LGBT, no son personas ajenas a nuestras vidas. Son nuestros hermanos, primos, vecinos, colegas e hijos.

1. Deseo agradecer profundamente la invitación de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos, a este acto de nombramiento y juramentación de la Procuraduría Especial de la Diversidad Sexual.

Los homosexuales, lesbianas, bisexuales y transgénero, que se titula la población LGBT, no son personas ajenas a  nuestras vidas. Son nuestros hermanos, primos, vecinos, colegas e hijos.

A nivel global el grupo LGBT representa un 10% de la población. En Nicaragua son más de medio millón de personas. Actualmente, pese a que son parte importante de nuestras vidas y sociedad, carecen del reconocimiento y padecen la discriminación, viéndose limitados en su desarrollo humano y social, y en el ejercicio de sus derechos ciudadanos. Muchos optan por vivir con su secreto, sin contarlo.

Sin embargo, este secreto agrede no solo a su desarrollo y su ejercicio de derechos, lastima fundamentalmente la libertad de amar y compartir su amor con los demás.

Quisiéramos que todas las personas LGBT tengan garantizados sus derechos, y que participen como ciudadanas y ciudadanos prósperos, formando parte integral de su familia y de su sociedad, contribuyendo con su riqueza humana al progreso de una sociedad Nicaragüense inclusiva y diversa.

Hoy somos testigos de un logro fundamental e irreversible en la cultura de Derechos Humanos en Nicaragua.  Este país es a partir de hoy, líder y pionero a nivel regional.

El nombramiento de la Procuraduría Especial de Derechos Humanos de la Diversidad Sexual, es una respuesta a la lucha reivindicativa de los grupos LGBT, a su arduo trabajo conjunto y a su compromiso.   Cabe reconocer a la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos, por acoger esta lucha y por dar especial atención y relevancia a los derechos de las personas LGBT.  Aplaudimos que hayan elevado este compromiso ante el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas.

2. Debo confesar que los Noruegos compartimos y apreciamos doblemente este logro, pues desde hace años hemos hecho “nuestra” la bandera de los Derechos Humanos y hemos trabajado sostenidamente en foros internacionales para defenderla. 

Como ejemplo dimos nuestro enérgico respaldo a “La Declaración de los Defensores de Derechos Humanos” asumida en 1998 y también a los “Principios de Yogyakarta sobre la Aplicación de la Legislación Internacional de Derechos Humanos de las Cuestiones de Orientación Sexual e Identidad de Género” de 2006. 

Nuestra Cooperación en Nicaragua, busca compartir experiencias y acompañarles a lograr una diferencia, un cambio positivo. Hace un año que apoyamos al Grupo Estratégico por los Derechos Humanos de la Diversidad Sexual, y hemos observado de cerca los frutos que se han gestado en los últimos meses. Podría mencionar los más relevantes:

• La despenalización de las relaciones homosexuales en el nuevo Código Penal, 
• la mayor visibilidad y organización entre los grupos LGBT en el país.
• la celebración de dos Encuentros Regionales en Nicaragua en pro de los Derechos de la Diversidad Sexual, hasta con la participación de movimientos de Noruega,
• hace solo unos meses por primera vez en Nicaragua, una organización de la Diversidad Sexual ha conseguido su propia personería jurídica.
• Y llegamos a este acto de hoy, en el cual presenciamos el nacimiento de la primera Procuraduría Especial, única en Latinoamérica, nombrada directamente por el Ombudsman de Nicaragua.

Todos estos recientes logros son sin duda un modelo a replicar en otros países con contextos similares y son una fuente de esperanza para otros grupos LGBT que luchan por sus derechos humanos.

3. Aun nos quedan otros retos para garantizar plenamente el goce de los Derechos Humanos de las personas de la Diversidad Sexual. Me refiero a los aspectos culturales, de mentalidad, de integración efectiva y de educación.

4. En el nombre de las personas LGBT instamos a la Asamblea Nacional y las demás instituciones del Estado de Nicaragua a que acompañen el trabajo de la Procuraduría Especial, pues son muchas las expectativas de los Grupos LGBT y de la sociedad nicaragüense.

5. Noruega agradece nuevamente el privilegio de ser testigo y aliado de este histórico nombramiento y reitero las felicitaciones y el comprometido respaldo de mi gobierno y del pueblo de Noruega. !Qué vivan los derechos de la diversidad sexual!


Publicidad
Alianzas

asociaciones y organismos
Diseño y desarrollo:

CET de los Altos

www.cetdelosaltos.com