México D.F. aspira a convertirse en un destino turístico preferente para gays y lesbianas

La aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo en México Distrito Federal supone sobre todo una ampliación de derechos civiles para sus ciudadanos gays y lesbianas, pero puede tener además importantes efectos económicos sobre la ciudad, al convertirla en un potencial destino turístico preferente para las personas homosexuales de todo el mundo. Es lo que piensa el secretario de Turismo de la ciudad, Alejandro Rojas.

“Nosotros pensamos que tenemos todo para consolidarnos como una ciudad gay-friendly, para que abiertamente la capital reciba, desarrolle y promueva a las empresas especializadas en este segmento de la población, y el mercado se pueda hacer más interesante y creciente, por lo cual daremos a los inversionistas interesados todas las facilidades para ello”, ha expresado Rojas, que considera que México D.F. no debe quedar al margen del 15% del mercado turístico mundial, cifra en la que se estima el turismo de personas homosexuales.

Rojas ha pedido también a la iglesia católica que sea “más tolerante, pues la realidad es una cuestión a la que hay que adaptarse, aunque no estemos de acuerdo muchas de las veces”. “La Santa Inquisición ya no existe y dentro de la propia jerárquía católica tienen una serie de problemas que hay que atender”, ha añadido.

Por lo pronto, parece que en 2010 abrirá sus puertas en la Zona Rosa (el “barrio gay” de la capital mexicana) el primer hotel abiertamente gay-friendy de la ciudad, con participación española, y que supondrá una inversión de unos 100 millones de pesos.

Publicidad
Alianzas

asociaciones y organismos
Diseño y desarrollo:

CET de los Altos

www.cetdelosaltos.com