Las campañas más duras contra el vih-sida no dan el salto a España

Los especialistas consideran que los jóvenes han perdido el miedo a la dolencia. Sanidad opta por el lazo rojo \"sin recurrir a mensajes que puedan herir sensibilidades\"
EL PERIóDICO
MADRID

Lo dijo ayer el doctor Bonaventura Clotet, una de las voces más autorizadas que hay en España cuando se habla de VIH, y lo dice cualquier experto en la materia desde hace unos pocos años: el sida ya no da miedo. Los avances médicos, en especial los tratamientos antirretrovirales, han convertido a la enfermedad en crónica pero no mortal; esas cuatro letras, tan temidas antaño, ya no equivalen a defunción asegurada. ¿Un motivo para celebrar? Por supuesto, como ayer se encargaron de hacer personas de todo el planeta en la vigésima edición del Día Mundial contra el Sida, pero también un motivo para preocuparse, porque las buenas noticias han traído consigo una distensión en salud sexual, empezando por aquellos jóvenes que no conocieron la dura década de los 80, cuando la dolencia amenazaba con convertirse en una epidemia.
"Esos jóvenes desconocen el problema de aquellos años, en los que la gente se moría y no podíamos hacer nada --dijo Clotet, director del laboratorio Iris-Caixa, en Catalunya Ràdio--. Ellos han asistido a una etapa en la que todo son noticias positivas, en la que parece que no pasa nada y que solo se trata de tomarse una pastilla cada día. Y se ha bajado la guardia. Pienso que hay, incluso, cierta frivolidad en este tema".

AGRESIVAS O BLANDAS
Algunas instituciones, como varias oenegés francesas, alemanas o chinas, han pasado estos días a las campañas agresivas, al estilo de las de tráfico, en las que se pretende que el mensaje cale como caló hace dos décadas, pero a través de imágenes de impacto. Una vez vistas, no se olvidan. Allí están los humanos gozando junto a un escorpión y una tarántula, la serpiente que abre la boca dentro de un preservativo o el debilitado Superman con mascarilla que refleja que, ante el sida, todos --mujeres y hombres, jóvenes y maduros, heterosexuales y homosexuales-- somos iguales.
Son fotografías que poco tienen que ver con la del Ministerio de Sanidad para la ocasión, en la que aparece el lema Actúa. Detén el sida. Unidos podemos junto al poco sorprendente lazo rojo. Según el departamento, su campaña trata de "luchar contra la discriminación, promocionar el uso del condón y la prueba del VIH y concienciar a la población sin recurrir a mensajes impactantes que puedan herir sensibilidades".

Aliados
Alianzas

asociaciones y organismos
Diseño y desarrollo:

CET de los Altos

www.cetdelosaltos.com