La Ley Antidiscriminatoria si Excluye la Identidad de Género NOS DISCRIMINA, Mas Que Hombres y Mujeres, Somos Personas

Cuatro argumentos de por qué debe incluirse la categoría identidad de género en la ley antidiscriminación

OTD Chile

En la tramitación del proyecto de ley que establece medidas contra la discriminación (boletín 3815-07) —conocido como ley antidiscriminación—, la Comisión de Constitución, Legislación y Justicia del Senado ha decidido incluir solo dos categorías relativas a sexualidad humana: sexo (referido a hombres y mujeres) y orientación sexual (aplicable a personas homosexuales: lesbianas, gays y bisexuales). Sin embargo, ha dejado fuera la de identidad de género(referida a personas trans: transexuales, transgéneros e intersex[1]). Este documento tiene por objeto presentar cuatro argumentos fundamentales a favor de la inclusión de la categoría de identidad de género en dicho  proyecto de ley.

Argumento 1. La diversidad sexual no solo abarca la categoría orientación sexual sino también la de identidad de género:Esta distinción ha sido recogida en los Principios de Yogyakarta de 2007. La identidad de género puede implicar sentirse parte del género contrario al asignado al momento de nacimiento. Las personas trans no son discriminadas por su orientación sexual, sino por su identidad y expresión de género (gestos, roles, vestimentas, etc.).

Argumento 2. El Estado de Chile ha recibido prevenciones y suscrito declaraciones y resoluciones internacionales que recomiendan y establecen medidas contra la discriminación por identidad de género:En el Examen Periódico Universal de la ONU (2009), Chile se comprometió a incluir la identidad de género en sus leyes antidiscriminación y a aplicar los Principios de Yogyakarta. Declaración de la ONU de junio de 2011: Alta Comisionada entregará, en diciembre de este año, un informe sobre situación legislativa y práctica de todos los Estados sobre orientación sexual e identidad de género. Cuarta resolución de la OEA, firmada por Chile, establece que debe incluirse identidad de género en los ordenamientos internos sobre no discriminación.

Argumento 3. Las personas trans forman parte de una de las comunidades más discriminadas en Chile, por lo que resultaría incomprensible no incluirlas en una normativa tendiente a luchar contra la discriminación: Las personas trans en Chile están insertas en un círculo vicioso de discriminaciones o barreras sociales, económicas y culturales del que cuesta mucho salir. Estas barreras se resumen en lo siguiente: para poder aspirar a un trabajo digno, se requiere que el carnet de identidad,  concuerde con la apariencia externa; para cambiar este documento, hay que realizarse una cirugía de reconstrucción genital (CRG); para hacerse esta cirugía, hay que disponer de dinero; y para tener dinero, hay que poseer un trabajo. Incluso han sufrido discriminaciones laborales de autoridades públicas como el caso de Claudia Espinoza, a quien el Alcalde de Independencia le negó el permiso para trabajar como vendedora ambulante (2007).

Argumento 4. La agravante penal que contempla la ley antidiscriminación se aplicará con dificultad a las personas trans si es que no se incluye —de manera expresa— la categoría identidad de género: Informes de Derechos Humanos, como los de la UDP, concuerdan en que las personas trans son contantemente víctimas de crímenes de odio. Casos graves de este año, como los de Cinthia González (homicidio) y Sandy Iturra (brutal agresión), podrían no recibir la agravante que establece la normativa aquí comentada de no reconocerse, de manera expresa, la identidad de género. El Instituto Nacional de Derechos Humanos de Chile ha insistido en recomendar a nuestro Congreso la inclusión de esta categoría. 


[1] Se entiende por transexuales aquellas personas que sienten un fuerte rechazo hacia su genitalidad al nivel de querer efectuarse unacirugía de reconstrucción genital (CRG); y por transgéneros, aquellas que no sienten este mismo rechazo, por lo que no aspiran a efectuarse la mencionada cirugía. En tanto, personas intersex son aquellas que nacen con características sexuales masculinas y femeninas, de manera simultánea y en diversos grados (p. ej.: ovarios y testículos, vagina con órgano eréctil, etc.). Sin embargo, el punto común entre estas tres realidades —y que es lo más relevante en términos sociales— es que nacen con un desacuerdo entre su sexo biológico de nacimiento y su identidad de género (sexo psicológico y social), lo que redunda en un círculo vicioso de discriminaciones sociales.


PARA VER EL DOCUMENTO COMPLETO DESCARGA ACá

PRIMERA PARTE.

SEGUNDA PARTE

http://transexualesdechile.org/?p=5041
Aliados
Alianzas

asociaciones y organismos
Diseño y desarrollo:

CET de los Altos

www.cetdelosaltos.com