Informe Taller ASAP Planificación Estratégica Segunda Fase ASAP -Marco de Resultados 25 de Julio a 4 de agosto de 2011

El 25 de julio a petición de las redes comunitarias, convocadas a participar en el taller ASAP y a las reuniones focales, ONUSIDA auspicio un día de encuentro, para que tanto las redes convocadas, como ONGs del ́rea Metropolitana, tuvieran la oportunidad para un intercambio estratégico de opiniones, que permitiera poner en común asuntos e intervenciones, para una oportuna y eficiente participación en el taller y reuniones.


Durante los días, 26, 27 y 28 de Julio de 2011, se realizó en Caracas el taller que promovió una lluvia de ideas, para la elaboración conjunta de un marco de resultados, que resultará posteriormente en el Pan Estratégico Nacional 2012-2016 en VIH-Sida.  La realización de este taller corresponde a la segunda fase de implementación de la Estrategia ASAP en Venezuela, después de la recolección de evidencias sobre VIH-Sida en el país y la consecuente conformación del documento Base de Datos sobre VIH-Sida.[1] El taller tuvo como objetivo explicar la metodología para la conformación de un marco de resultados, exponer la experiencia ASAP en Latinoamérica y analizar la base de datos con las evidencias encontradas en Venezuela sobre VIH-Sida, así como revisar las acciones pasadas y las que son necesarias realizar en el futuro sobre el tema en cuestión.

Las reuniones fueron convocadas por el Ministerio del Poder Popular para la Salud, con el auspicio de ONUSIDA, UNFPA, UNICEF y OPS-OMS, y contaron con participación variable hasta de 60 personas, entre miembros de organizaciones de los movimientos sociales y comunidades organizadas, representantes del sector gubernamental (Ministerio del Poder Popular para la Salud, Cancillería, Ministerio del Poder Popular para la Educación y Educación Superior; Ministerio del Poder Popular para la Mujer;  Ministerio del Poder Popular Interior y Justicia; Fuerzas Armadas Nacionales Bolivarianas; INAMUJER; Defensoria del Pueblo, Sociedades Médicas y Científicas;  miembros de la cooperación multilateral y de las universidades (UCV y  LUZ).

Durante los días 01 a 04 de agosto de 2011, las actividades para la conformación del marco de resultados continuaron en la sede de la OPS-OMS en Venezuela, con las llamadas reuniones focales, con personas designadas durante el taller para sistematizar y volcar toda la información obtenida en el taller en la matriz de marco de resultados.

 26 de julio 

Durante el primer día de taller, fueron realizadas dos actividades principales: en la mañana, se hizo una presentación sobre el conocimiento de la epidemia, planificación estratégica relacionada en VIH y experiencia ASAP en la región y en Venezuela, conforme a lo siguiente:

1. Conocimiento de la epidemia: análisis de la base de datos; referencias y  hallazgos relacionados a la epidemia de VIH en Venezuela;

2. Qué es ASAP y sus servicios: apoyo técnico, metodología, revisión de pares, transferencia de conocimiento y tecnología a contrapartes nacionales, desarrollo y aplicación de tecnologías para la planificación estratégica;

3. Como fortalecer las estrategias: liderazgo nacional, como el conocimiento de la epidemia deviene en estrategias robustas, ciclo de resultados, respuesta estratégica priorizada de acuerdo a la realidad epidemiológica, planes costeados;

4. Principios de planificación estratégica desde el punto de vista ASAP: evidencia, realidad de epidemia, respuesta implementada, ciclo de resultados, metodología, monitoreo y evaluación, documento de la estrategia. El facilitador enfatizó que la base de datos es un “documento vivo”: que puede ser actualizado constantemente;

6. Etapas del proceso de ciclo de resultado búsqueda de información, construcción de la base de datos;

7. Progreso de ASAP en América Latina.

8. Análisis de la Base de Datos

 Para la base de datos en Venezuela, se juntaron 41 documentos y 30 estudios, que permite plantear hipótesis para la planificación estratégica.

Las limitaciones de la Base de Datos son:

  • Estudios de prevalencia y de comportamientos que requieren actualización;
  • Indicadores disgregados que no permiten comparación;
  • Ausencia de estudios nacionales;
  • Estudios sin continuidad;
  • Estudios centrados en poblaciones tradicionalmente intervenidas por la salud pública, como son: trabajadoras sexuales y mujeres embarazadas;
  • Evidencias obtenidas de la epidemia que no han guiado las intervenciones de salud pública.

Las intervenciones de los participantes versaron sobre:

  • La Base de Datos como un “documento vivo” al que se puede continuar alimentando constantemente.
  • Inclusión de estudios de otras poblaciones, de quienes no hay evidencias.
  • La metodología ASAP ha servido para acercarnos a los datos y conocer que ausencias de datos es un dato.
  • La Base de Datos como generadora de hipótesis, para priorizar poblaciones en situación de mayor vulnerabilidad.
  •  Cómo establecer líneas de acción en donde no hay datos. El plan estratégico tendrá diferencias entre los estados-zonas geográficas de Venezuela.
  • Se sugiere considerar que la epidemia en Venezuela es concentrada, para planificar de acuerdo a la misma.
  • Necesidad de realizar estudios en poblaciones indígenas, especialmente en áreas de fronteras. Igualmente, considerar que se trata de un asunto transversal al tema de salud, por ejemplo, en embarazadas, TB y VIH.
  • Responsabilidad de toda la Respuesta Nacional en el proceso de nutrir la base de datos.
  • Inclusión de los privados de libertad en los estudios.
  • Importancia de la prevención, porque una cosa es proteger a una persona infectada y otra es prevenir.
  • Complejidad del abordaje de algunas poblaciones, por ejemplo las personas con discapacidad.
  • Limitaciones para la publicación de los estudios y para dar a conocer los datos.
  • Importancia de ir más allá de la prevención y abordar la promoción de la salud.

En la tarde, los participantes se dividieron en grupo para conocer y discutir  evidencias y lineamientos específicos relacionados a las siguientes poblaciones vulnerables:

  1. HSH
  2. Personas privadas de libertad,
  3. Jóvenes y adolescentes,
  4. Personas que viven con VIH y sida,
  5. Embarazadas,
  6. Mujeres,
  7. Personal uniformado,
  8. Niños y niñas,
  9. Personas con discapacidad
  10. Transexuales
  11. Personal de Salud

La relatoría de las Mesas de Trabajo reveló coincidencias, tales como, que no existen estudios robustos en las poblaciones tenidas como en mayor situación de vulnerabilidad. Necesidad de incluir algunos estudios que no se habían mencionado hasta la fecha y que se acordó serían enviados al PNS del MPPS para evaluar si metodológicamente cumplen con los parámetros para ser considerados dentro de la Base de Datos.

Conclusión y recomendaciones generales:

  • Necesidad de realizar estudios actualizados de prevalencia.
  • Distribución de condones en poblaciones vulnerables.
  • Actualizar la prevalencia en HSH, ya que el estudio que indicó 25% en Nueva Esparta, es una data muy antigua, limitada en número y no nacional.
  • Ausencias de estudios en poblaciones específicas.
  • Necesidad de conocer mejor la dinámica de la epidemia y sus impulsores sociales.
  • Mejor distribución de los esfuerzos investigativos.
  • Implementación de un plan de fortalecimiento y vigilancia del VIH y ITS

27 de Julio

Durante el Segundo día, el facilitador Danilo Rayo presentó la construcción de resultados y ejemplo de marcos de resultados de otros países.

Explicó con detalles el proceso ASAP y los aspectos metodológicos de construcción de una estrategia fundamentada en el referido marco de resultados.

Comenzó explicando que “resultados” son la mejora continua, sostenida en materia de respuesta/intervenciones (al VIH), y que mejores resultados son logrados midiendo insumos, productos, efectos directos de la prevención, tratamiento y la atención. Agrega que hay que ir más allá de la intervención, preguntándonos qué queremos lograr.

Cuanto a la gestión orientada a  resultados, habló sobre la gestión centrada en la mejora del desempeño y uso de la información para mejorar la gestión de políticas (estrategias y gestiones programáticas), medir y presentar informes acerca del desempeño (rendición de cuentas).

Sobre la presentación, se destaca lo siguiente:

  • Los efectos directos deben ser el impulso de la estrategia
  • La línea base debe ser la guía; si esta no existe, lo primero que se debe hacer es construirla. Línea de base, es: el valor o punto de referencia que nos permite en el tiempo o espacio geográfico identificar si hubo o no un cambio.
  • El marco lógico de la cadena de resultados se compone por: Insumos, actividades, productos, efectos directos, objetivo (impacto a largo plazo).
  • El impacto debe ser medible.
  • Factibilidad de la línea de acción y adecuación en el tiempo que hace sostenible la estrategia.
  • Adecuación cultural para identificación del grupo meta.
  • Importancia de la asignación de las responsabilidades que corresponden a cada sector de la respuesta nacional.

Intervenciones de los/las participantes:

  1. Sobre la posibilidad de que el país puede construir sus propios indicadores (ejemplo: para no usar los indicadores del UNGASS), ello debe tomar en cuenta que se cumplan los resultados.
  2. ¿Cómo establecer metas para que no sean “utópicas”?, para que eso no sea así,  es necesario establecer un proceso de consultas con expertos de varias instituciones, mecanismo multisectorial, para que no haya juicio de valores – una meta puede parecer factible para unos, pero no factible para otros.
  3. Las metas “Llegar Cero”, de ONUSIDA tienen distintos grados para su  alcance, que las hacen factibles.

Trabajo en grupo:

Los y las participantes nuevamente se distribuyeron en grupos, pero las composiciones de los grupos así como los objetivos de las mesas fueron distintos al día anterior. Los ejes discutidos durante el segundo día fueron:

  1. Prevención
  2. Atención y tratamiento
  3. Entorno y derechos humanos
  4. Fortalecimiento institucional
  5. Vigilancia, monitoreo y evaluación

El objetivo de este trabajo en grupo fue revisar y analizar las acciones realizadas en el pasado y las que están en curso con relación a los respectivos temas, identificar éxitos y desafíos y, finalmente, cuantificar los resultados de las acciones realizadas.

Cada mesa de trabajo designó a sus representantes para integrar un Equipo Multisectorial para la elaboración de un borrador del documento “Marco de Resultados” con los insumos generados por las mesas de trabajo durante los tres días del taller. El Equipo se reunió en la sede de la Organización Panamericana de la Salud en Venezuela entre los días 1 al 4 de agosto de 2011, concluyendo, por lo tanto, la segunda etapa de implementación de la metodología ASAP en el país.

28 de Julio

Durante el tercer día del taller, los cinco grupos conformados, sobre: prevención, atención y tratamiento; entorno y derechos humanos; fortalecimiento institucional; vigilancia, monitoreo y evaluación,  en el día anterior siguieron reunidos. El objetivo de las discusiones en esa oportunidad fue formular recomendaciones para las acciones futuras, tomando en cuenta la situación social, política y económica en el país y proponer líneas de acción, para que los servicios sean accesibles a las poblaciones basadas en criterios de equidad y factibilidad para su ejecución.

01 hasta 04 de agosto de 2011-08-11

Durante esos días, los y las participantes, designados por las mesas de trabajo, se reunieron para organizar y sistematizar los insumos obtenidos durante el taller. La revisión incluyo: ejes estratégicos, objetivos estratégicos, resultados, efectos directos, indicadores, línea base,  líneas de acción, indicadores, responsables, y efectos directos que van a constituir el documento Marco de Resultados para la respuesta nacional al VIH y sida y otras ITS 2012-2016.

Evaluación del taller por los/las participantes:

Los siguientes resultados fueron obtenidos al final de la segunda fase de la estrategia ASAP, realizada en el Hotel President, durante los días 26, 27 y 28 de julio  de 2011, en Caracas.

En total, 34 participantes (> 50%) contestaron al formulario. Los criterios de evaluación fueron: 1(+excelente); 2 (+muy bueno); 3 (+-bueno); 4(-regular); 5 (-malo).  Algunos participantes no respondieron el instrumento de evaluación por completo.

Los rubros evaluados fueron: desempeño del facilitador; metodología ASAP; medios y recursos materiales; material de apoyo; tiempo; espacio físico y logística; auto evaluación (del participante), y finalmente, observaciones y sugerencias.

En cuanto al desempeño del facilitador, se evaluó: descripción de la metodología, dominio del grupo, fomento de la participación de la y los asistentes y utilización del tiempo.

De las 34 personas que llenaron el formulario, 17 opinan que la descripción de la metodología fue excelente, 13 que fue muy buena y 4 que fue buena. Nadie contestó regular o mala. Sobre el dominio del grupo, 16 contestaron que fue excelente, 14 que fue muy buena y 4, que fue buena. A nadie esa categoría le pareció regular o mala. Con relación al fomento de la participación de la y los asistentes, 14 consideraron excelente, 15 muy buena y 5 buena. Nadie respondió “regular o mala”. Finalmente, en cuanto a la utilización del tiempo, 13 personas consideraron excelente, 14 consideraron muy buena, 5 consideraron buena y 2 no respondieron. Igual que en las anteriores, nadie respondió regular o malo.

En segundo lugar, se planteó la evaluación de la metodología ASAP, bajo las siguientes categorías: ¿como considera usted la metodología ASAP? ¿Cómo ayuda en el proceso de aproximación a los objetivos estratégicos?;  y ¿Cómo contribuyeron al logro de los objetivos del país con respeto al VIH-Sida?: catorce personas respondieron que la metodología ASAP es “excelente”. Igualmente, 14 respondieron que es  “muy buena”, 5 respondieron “buena”. Nadie marcó “regular” o “mala”. En cuanto a como ayuda en el proceso de aproximación a los objetivos estratégicos, 14 personas opinaron que la metodología es excelente;  15, “muy buena” y 4 “buena”, nadie respondió “regular o mala”. Finalmente, en cuanto a que la metodología ASAP contribuye al logro de los objetivos del país con respeto al VIH-Sida, 13 respondieron que es excelente, 12 muy buena, 4 buena, 1 regular y nadie respondió “malo”.

Cuanto a los medios y recursos materiales, tercer rubro evaluado, 22 personas respondieron que “los recursos materiales que estuvieron disponibles” fueron excelentes; 10 respondieron que fueron “muy buenos”, 2 que fueron “buenos” y nadie marcó las opciones “regular” y “malo”.

El cuarto elemento evaluado fue referente a los materiales de apoyo: 43 personas, los consideraron  “excelente”; 7 respondieron “muy buena”; 11 respondieron “buena”.  Nadie respondió “regular” o “malo”.

El quinto rubro evaluado fue el tiempo, si fue justo y necesario para cubrir con los objetivos y necesidades previstas. 7 respondieron “excelente”, 14 respondieron “muy bueno”, 6 “bueno”, 5 respondieron “regular”, nadie respondió que fue malo.

En sexto lugar, se propuso medir la opinión de los participantes en cuanto al espacio físico y logística, bajo las siguientes categorías: espacio físico (salón), refrigerios, comidas y hospedaje. Para 26 personas, el salón estuvo excelente; para 6, estuvo muy bueno y para 2 estuvo bueno. A 24 personas, los refrigerios y comidas les parecieron excelentes; a 7 les parecieron muy buenas y a 3 “buenas”. El hospedaje estuvo “excelente” para 16 personas, “muy bueno” para 4 y “bueno” para una persona. A nadie le pareció “regular” o “malo”. En el caso del hospedaje las evaluaciones se limitaron a los participantes que no están domiciliados en Caracas.

En octavo lugar, se planteó una auto-evaluación de los participantes. En cuanto a: “se sintió motivado(a) e interesado(a) en asistir a esta actividad 25 respondieron “excelente”; 8 respondieron “muy bueno” y 1 respondió “bueno”. Con relación a “cómo calificaría su actuación durante la actividad”, 18 respondieron “excelente”, 11 respondieron “muy bueno” y cinco respondieron “bueno”. Igual que en los rubros anteriores, en general, nadie contestó “regular” o “malo”.


[1] Se espera que la siguiente fase, la del costeo, ocurra en septiembre de 2011. El marco de resultados resultante de la segunda fase será costeado para conformar el Plan Estratégico Nacional.

http://onusidave.wordpress.com/


Aliados
Alianzas

asociaciones y organismos
Diseño y desarrollo:

CET de los Altos

www.cetdelosaltos.com