Una agenda legislativa sin espacio para el género

Una de las noticias más "desapercibidas" ha sido que la Agenda Legislativa aprobada por la Asamblea Nacional para el año 2011 NO TIENE NINGUNA LEY que se refiera a las mujeres ni a la diversidad sexual.
Si a esto aunamos la supresión de la Subcomisión de la Mujer, observamos la poca o ninguna disposición a enfrentar los urgentes problemas de inclusión de la mujer y de la diversidad sexual en la sociedad venezolana.

Debemos denunciar una política REGRESIVA de derechos, particuarmente en el área de los derechos políticos: La Ley Orgánica de Participación Política elminó las cuotas para la mujer, produciendo una asamblea mucho más MACHA que la que existía hasta 2010. Pero peor es el silencio cómplice de algunas amigas feministas que, por sus nexos con el poder político, anteponen esos intereses a los feministas.

La ausencia de políticas públicas claras en el área de la mujer, aunada a una forma regresiva de ejercicio del poder por parte del Ministerio que debería protegerla, debe ser denunciada.

En los consejos comunales las mujeres son mayoría, pero NO administran los recursos ni determinan la agenda: el machismo sigue matando, en este caso ideas e ilusiones de mejorar.

Si vamos al tema de los derechos de las personas lesbianas, gays, bisexuales, transexuales, trangénero e intersex, no podemos sino decir una palabra: PENA. Da PENA que Venezuela esté de última en la región: una supuesta revolución que se comporta como las más recalcitrantes derechas. No hay sino que comparar la actuación de los senados dominados por las derechas y la Asamblea Nacional (la actual y la anterior) para que la palabra PENA tal vez se convierta en RABIA y en HIPOCRESíA.

Tamara Adrián
Aliados
Alianzas

asociaciones y organismos
Diseño y desarrollo:

CET de los Altos

www.cetdelosaltos.com