El rechazo familiar multiplica por ocho el riesgo de suicidio en homosexuales y transexuales

El rechazo familiar multiplica por ocho el riesgo de suicidio en jóvenes lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (LGBT), según un estudio realizado por la doctora de la Universidad de California, Caitlin Ryan, la primera investigación sobre las consecuencias que tiene sobre la salud de estos jóvenes la aceptación de su entorno, que se ha presentado hoy en Madrid.

El informe 'La importancia de la aceptación familiar para la salud  física y mental de los jóvenes homosexuales y bisexuales', publicado  recientemente en la revista 'Pedriatics', revela también que con un  elevado rechazo por parte de la familia hacia la orientación o  identidad sexual del hijo, las posibilidades de que el joven consuma  drogas y de que contraiga el VIH se multiplican por tres.

En este sentido, demuestra que los jóvenes homosexuales o  transgénero que fueron rechazados por su familia debido a su  identidad "tenían una autoestima mucho más baja, contaban con menos  personas a las que pedirles ayuda y estaban más aislados" que  aquellos que sí contaban con la aceptación.

"La familia es la unidad básica que tiene como objetivo el apoyo y  protección mutua de todos sus miembros", ha indicado la presidenta de  la Unión de Asociaciones Familiares(UNAF), Juana Angulo, que también  ha remarcado que los valores en los que debe sustentarse son "la  tolerancia, el amor, la equidad y la justicia". Además, ha añadido  que a los hijos LGBT hay que "ayudarles a reconocerse como tal y a  crear sus propios modelos de familia".

EL 90% de los jóvenes rechazados no quieren formar una familia

En este sentido, del informe se desprende que es más probable que  los jóvenes homosexuales y transgénero cuyas familias los han apoyado  formen una familia en el futuro. Así, los datos muestran que de  aquellos que no han sido "nada aceptados"el 90 por ciento no desean  ser padres y "sólo uno de cada tres" piensa que será feliz de  adulto.

"Qué grave es cuando son el propio padre, madre, abuelos, los que  marginan a los niños LGBT", apunta la presidenta de la Asociación de  Madres y Padres de Gays, Lesbianas, Bisexuales y Transexuales  (AMPGYL), Esther Nolla i Miró. "Cambia, escucha y sobre todo  infórmate" es el mensaje que ha lanzado a los padres que se  encuentran en esta situación, que, según ha indicado, cuando se  enteran de la orientación o identidad sexual de sus hijos, "acuden a  la asociación con un disgusto".

En cuanto al momento en que los niños se dan cuenta de que se  sienten atraídos por personas de su mismo sexo, el informe indica que  esto suele suceder a los 10 años --un promedio de edad más bajo con  respecto a los años setenta-- y que el momento en que se identifican  es a los 13 años --también una edad inferior a la registrada en los  setenta, cuando la identificación se producía, según el estudio, en  torno a los 20 años--.

En esta línea, la autora de la investigación, Ryan, ha asegurado  que los heterosexuales descubren quién les gusta y se identifican sexualmente con una edad similar a los jóvenes LGBT, lo que, a su  juicio, niega "el mito de que tengan un desarrollo diferente".

Por todo ello, el equipo de investigación de Proyecto en Familia,  en el que han participado padres, abuelos, tíos, hermanos mayores y  padres adoptivos de jóvenes LGBT, ha elaborado unos folletos --que ya  se encuentran disponibles en inglés y español y que próximamente se  traducirán al chino-- que, tal y como ha señalado el secretario de  Movimientos Sociales y Relaciones con las ONG del PSOE, Pedro Zerolo,  "es una guía de ayuda a las familias".

Zerolo también ha apuntado que esta investigación muestra que "la  lucha reivindicativa de los LGBT ha cambiado muchas cosas y ha  aumentado su visibilidad". No obstante, afirmó que "la homofobia y  transfobia siguen existiendo" y pidió a las familias que  "interioricen la diversidad y la pongan de manifiesto como una  riqueza". Así, Zerolo lamentó que de cada cinco bodas civiles que  oficia, dos se celebren "con ausencia total de la familia".

Reacciones positivas

Sin embargo, la investigación también recoge cincuenta reacciones  positivas --con muestra de cariño-- por parte de la familia al  enterarse de la orientación o identidad sexual de su hijo. Entre  estos casos, Ryan ha destacado el de una madre inmigrante de EEUU que  al enterarse de que su hijo de 10 años era gay, reaccionó organizándole una fiesta de celebración.

"Hay familias en las que no hay esperanzas de cambio y piensan que  como ellos no pueden cambiar, pues mejor cambiar a su hijo", ha  asegurado Ryan. "Sin embargo, las familias aceptantes dicen que van a  cambiar el mundo para que su hijo esté a gusto", ha subrayado.

Por su parte, el subdirector general de Familias del Ministerio de  Sanidad y Política Social, Félix Barajas, ha señalado que el Gobierno  está colaborando con la UNAF, con la AMPGIL y con otras federaciones  de LGBT y ha prometido que Sanidad diseñará "actuaciones concretas".  Asimismo, destacó que el Gobierno ya ha reconocido derechos "con la  reforma del Código Civil para permitir el matrimonio entre  homosexuales y con la rectificación registral que afecta al colectivo  transexual"

VER VIDEO ACá


Publicidad
Alianzas

asociaciones y organismos
Diseño y desarrollo:

CET de los Altos

www.cetdelosaltos.com